DIRECTORIO

Eduardo Matta Velasco

Enzo Vecchiola Morales

Guido Vecchiola Arellano

¿Cuál es la identidad de Vecchiola S.A.?

Esta es una empresa familiar con todo lo que ello implica. Los tres hermanos Vecchiola, que son los fundadores y dueños, siempre trabajaron en el negocio. Desde un principio, ellos administraban la compañía directamente. Conformaban un excelente equipo: uno era el emprendedor, otro controlaba el orden y el tercero aportaba los conocimientos mecánicos. Eso generó un complemento muy potente porque, además, siempre han sido muy unidos. El negocio fue creciendo y complejizándose, y la empresa fue profesionalizándose cada vez más. Sin embargo, ellos jamás se han desligado de ella, siempre están ahí para aportar ideas y para apoyar a sus trabajadores. Esta cercanía es clave en Vecchiola S.A.; es un sello. Las asesorías de expertos externos también son una parte importante del crecimiento de Vecchiola S.A.

¿Cuál fue la contribución de los profesionales y asesores al desarrollo de la empresa?

Siempre tuvimos mucha ayuda de gente experta en distintas materias que nos ayudó a desarrollar la organización y todo aquello que va acompañando nuestro crecimiento en el mercado. Hacer los negocios correctos, contratar personal, escoger los mejores profesionales tanto para la operación como la administración. Los dueños siempre tuvieron la visión de contratar a los mejores asesores y nunca tuvieron miedo a pagar caro por ellos. Todo eso fue una parte clave del proceso de evolución de Vecchiola S.A. para pasar de empresa familiar hasta alcanzar su profesionalización actual.

¿Qué es lo que se viene para Vecchiola S.A.?

Vamos a entrar a contratos cada vez más complejos y más grandes que impliquen una operación completa y que requieran de nuestro servicio integral.

¿Cuáles son las fortalezas de Vecchiola S.A. en la industria contemporánea de la minería?

Uno de nuestros puntos más fuertes es nuestro capital humano en todo su conjunto (operadores, administrativos, etc.), sin ellos Vecchiola S.A. no sería la compañía que es actualmente. Adicionalmente tenemos un sistema de gestión que es muy potente. Gracias a él podemos seguir adecuadamente las pautas de mantenimiento de nuestros equipos. Nuestra vida son esas máquinas, su mantenimiento y cuidado.

¿Cuál es la importancia para la empresa de mantener un canal fluido de comunicación entre sus distintas faenas?

Nos permite lograr su abastecimiento oportuno, estar al tanto de todo lo que necesitan y que esas necesidades se satisfagan de manera programada en lugar de tener que ir apagando incendios. Esa comunicación la logramos gracias a lo sólido que es nuestro sistema informático. Nos permite tener un altísimo nivel de integración, de detalle y de control sobre los costos.

¿Cómo se posiciona Vecchiola S.A. frente a sus clientes?

Tenemos un buen nombre. Con los clientes tenemos la imagen de ser una empresa cumplidora, responsable. Hay quienes nos dicen que van a trabajar con nosotros incluso antes de que les hayamos hecho las cotizaciones de los servicios. Saben que somos serios, que vamos a cobrar un precio justo y que haremos un trabajo de calidad. Pueden confiar en nosotros porque jamás dejaremos el "trabajo botado". Si hay problemas no vamos a salir corriendo, nos vamos a sentar y vamos a resolver el tema de la mejor manera.

¿Cuál es el capital más sólido de Vecchiola S.A.?

Nuestro personal. Además, tenemos un muy buen parque. La cantidad y la calidad de los equipos con los que contamos hoy son relevantes. Adicionalmente, tenemos una buena administración conformada por un grupo consolidado de personas muy capaces. Son profesionales, saben perfectamente lo que hacen y hacia dónde vamos todos en conjunto.

¿Cuál es el desafío que se plantea la empresa para dar el paso hacia el futuro?

Hoy, el desafío, no sólo para Vecchiola S.A. sino para la industria completa, es encontrar personal de calidad y en cantidad suficiente para ejecutar los proyectos que se vienen y que son importantes. Estamos desarrollando iniciativas propias para combatir esa situación, como el programa Caminos donde tomamos a veinte jóvenes sin experiencias, contratamos a una empresa externa que los capacite y ponemos a su disposición nuestro campo de entrenamiento, maquinaria y la sala de capacitación. Así los vamos formando en la línea que la empresa necesita. Ya tuvimos una buena primera experiencia y pensamos repetirla. También hicimos un diplomado interno con la escuela de ingeniería de la Universidad de Chile para nuestros gerentes de contratos. La idea era darles las herramientas para que tuvieran las habilidades suficientes para estar a cargo de una faena.

¿Cuáles son las otras directrices que están guiando la proyección de Vecchiola S.A. en el futuro?

Por un lado, queremos entrar a la bolsa y fortalecernos como sociedad anónima abierta. Eso implica tener el régimen más estricto en nuestros estados financieros, su preparación y administración. Y por otra parte pensamos desarrollar más el tema de la internacionalización. Hoy estamos en Argentina y Perú, tenemos la intención de fortalecernos aún más en ese sentido.

Noticias